Masthead header

El centro de todas las miradas

Nuestra vista está preparada para captar cualquier detalle, nuestro campo visual es tan amplio y nuestra capacidad de observación tan elevada que puede abarcar multitud de elementos, pero normalmente hay algo que nos llama poderosamente la atención y nuestra vista se fija en este punto con mayor intensidad. Cuando conocemos a alguien por primera vez la vista se nos escapa a un punto concreto de su fisonomía,  siempre hay algo que destaca: pueden ser unos enormes ojos o una sonrisa esplendida.  Todos intentamos resaltar lo mejor de nuestro físico y para ello hay trucos infalibles como jugar con los colores de la ropa (el negro adelgaza, el blanco engorda) o con el maquillaje creando luces y sombras siempre enfocado a resaltar lo mejor que nos haya dado la naturaleza e intentando disimular las imperfecciones.

Pues en interiorismo ocurre lo mismo, cuando entramos en un espacio nuestra vista, casi sin proponérselo, se centra en un elemento que a nuestros ojos les atrae especialmente, esto puede ser un elemento estructural como una chimenea, un arco, un techo a dos aguas, una pared de ladrillo visto o un gran ventanal que destaca sobre todo lo demás y es lo que en decoración se conoce como el punto focal.

Cuqui González. Interiorismo y Decoración

Cuqui González. Interiorismo y Decoración

Cuqui González. Interiorismo y Decoración

Cuqui González. Interiorismo y Decoración

Cuqui González. Interiorismo y Decoración

Cuqui González. Interiorismo y Decoración

Imaginaros que entramos en una estancia vacía que no cuenta con ningún elemento de obra que nos despierte un interés especial ¿Cómo podemos crear ese punto focal? Pues eligiendo una pieza de mobiliario o algún complemento que va a resaltar sobre el resto de elementos. A veces puede ser un sofá especial, otras una mesa antigua recuperada, en ocasiones simplemente un cuadro de gran formato, una alfombra o un espejo y aunque parezca mentira este puede ser el punto de partida de todo un proyecto. Son piezas especiales que bien por su época, estilo, forma o color van a captar nuestro interés por encima del resto de objetos.

Cuqui González. Interiorismo y Decoración

Cuqui González. Interiorismo y Decoración

Cuqui González. Interiorismo y Decoración

Cuqui González. Interiorismo y Decoración

Cuqui González. Interiorismo y Decoración

Cuqui González. Interiorismo y Decoración

Cuqui González. Interiorismo y Decoración

Cuqui González. Interiorismo y Decoración

Cuqui González. Interiorismo y Decoración

Cuqui González. Interiorismo y Decoración

Recuerdo un cliente que me encargó el proyecto de decoración de su vivienda y el primer día que fui a visitarle me encontré con una casa totalmente vacía excepto por un precioso cuadro que estaba colgado en la pared central de su salón comedor, me llamó mucho la atención cuando me contó que esto había sido su primera adquisición para la casa, un día por casualidad había visto el cuadro al pasar por el escaparate de una sala de exposiciones y le había gustado tanto que había decidido comprarlo aún sin saber ni donde lo iba a poner, ni si podría combinar con sus futuros muebles. Le comenté que me parecía una idea excelente que lo hubiera adquirido pues sería el punto focal desde donde partiría toda la decoración de su casa, a partir de ese momento la elección del mobiliario, el color de la pared, incluso la iluminación giraban alrededor de esa pieza intentando que destacara sobre el resto, porque además os aseguro que el cuadro merecía la pena y no sólo por su calidad sino por la paz que transmitía a toda la casa.

En estancias que poseen vistas al exterior que merezcan la pena exhibir como un bonito jardín, el mar o una gran vegetación sin duda se convertirán en nuestro punto focal e intentaremos integrarlas en nuestra decoración como si de un gran cuadro se tratara. Hay casas que están tan integradas en la naturaleza que las ventanas se convierten en auténticos cuadros vivos, pues según la luz del día y la estación del año van cambiando su tonalidad e intensidad ¡una auténtica maravilla!

Cuqui González. Interiorismo y Decoración

Cuqui González. Interiorismo y Decoración

Cuqui González. Interiorismo y Decoración

Cuqui González. Interiorismo y Decoración

Los interioristas empleamos tanto esfuerzo en definir este aspecto porque sabemos que un espacio donde no existe el punto focal  puede parecer un poco caótico, es decir, al entrar en una habitación donde hay varios elementos reunidos y cada uno tiene una fuerte personalidad puede transmitir una sensación de agotamiento visual y mental, es como si vivieras dentro del Gran Bazar de Estambul donde hay tal explosión de formas y colores juntas que los ojos no dan más de sí y que conste que soy una enamorada de este lugar que visitaría todos los años de mi vida, aunque no podría vivir en un lugar parecido porque me volvería loca perdida.

¿Tenéis bien definido el punto focal en las distintas habitaciones de vuestra casa? Si necesitáis ayuda no dudéis en poneros en contacto conmigo, os prepararé un proyecto a medida.

Hasta pronto !!!!

  • certicedula.com - enero 26, 2016 - 2:45 pm

    Me ha encantado vuestro articulo y me ha sabido a poco pero ya sabeis lo que dice el dicho “si lo bueno es breve es dos veces bueno”. Me gustara volver a leeros de nuevo.
    Saludos

    certicedula.com http://www.certicedula.comReplyCancel

    • Cuqui González - enero 26, 2016 - 4:26 pm

      Gracias, me alegro de que os haya gustado el artículo. Me animáis a que siga incluyendo novedades en mi Blog, prometo seguir haciéndolo. Saludos.ReplyCancel

Your email is never published or shared. Required fields are marked *

*

*